Artículo, en inglés, cómo renovar todos los edificios para el 2050

El objetivo del séptimo informe THINK (How to Refurbish All Buildings by 2050) es formular recomendaciones sobre las políticas a desarrollar por la Comisión Europea (Dirección General de Energía) sobre cómo renovar todos los edificios para el 2050. Desde la fuente de la noticia se puede acceder a un resumen de dicho informe.

Los edificios representan el 40% del consumo total de energía de la UE y que son una de las fuentes más importantes de emisiones de gases de efecto invernadero (36% del total de la UE). Con el fin de lograr el objetivo del sector de la edificación UE 2050, deben mejorarse sustancialmente el rendimiento energético de los edificios existentes (excluyendo los edificios que se prevé demoler). Esto se puede hacer ya sea mediante la integración de la utilización de fuentes de energía renovables en los edificios existentes, mediante la sustitución de componentes de construcción y sistemas con el fin de reducir el consumo de energía, o utilizando la electricidad que se “descarbonizará” para el 2050.

Es esencial mejorar los incentivos de precios y para desarrollar aún más el mercado de la rehabilitación de edificios minimizar los costos asociados. Sin embargo, esto en sí mismo no será suficiente para cumplir el objetivo. Las inversiones previstas en los edificios existentes que se consideran beneficiosos para la sociedad no son económicas a los precios actuales para los tomadores de decisiones individuales. Por lo tanto, los instrumentos regulatorios serán necesarios para alentar a los propietarios y usuarios a rehabilitar, y también para asegurar que las reformas conducen a mejorar el rendimiento energético.

Las instituciones de la UE deberían permitir a los Estados miembros la libertad suficiente como para adaptar sus políticas de construcción de rehabilitación a sus propias necesidades. En orden de importancia, sus recomendaciones son las siguientes:

1. Abolir los precios regulados para la electricidad y el gas al usuario final;
2. Internalizar el costo del carbono en la construcción de las decisiones de rehabilitación;
3. Establecer los objetivos nacionales de rehabilitación de edificios o exigir al menos el desarrollo de planes de acción nacionales de rehabilitación;
4. Crear un esquema de rendimiento energético de la UE certificado;
5. Facilitar el diseño de un marco del mercado de rehabilitación;
6. Continuar, ampliar y fortalecer los estándares de tecnología y el etiquetado de tecnología de la construcción de rehabilitación, productos y materiales;
7. Desarrollar una hoja de ruta tecnológica de la rehabilitación en la UE;
8. Utilizar los fondos de la UE para apoyar la implementación de las recomendaciones anteriores.

Fuente: Build up Enlace externo, 01/12/2012

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in Artículos, eficiencia energética and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *