Libro blanco Smart cities

En la noticia Informe de Pike Research: Smart Cities: las claves que convertirán a las Smart Cities en nuestros hogares del futuro Enlace externo , se anunciaba que el 4 de Febrero de 2013 se iba a presentar en Madrid el Libro Blanco Smart Cities , por el Cluster de Energías Renovables de Madrid Network, Ernst & Young, Ferrovial Servicios y Enerlis, con la colaboración de la Federación de Municipios de Madrid.

Según este libro, cualquier ciudad o pueblo, independientemente del número de habitantes, puede convertirse en una Ciudad Inteligente o Smart City, un paso, además, clave para salir de la crisis.

El Libro pone de manifiesto que los beneficios que se obtienen con el desarrollo inteligente son mucho mayores que las inversiones necesarias para su implementación, especialmente en un entorno de crisis, en el que la multitud de los sectores implicados en una economía Smart City permitirán generar valor a la ciudad y transformarla en una economía sostenible.

En este sentido, el Libro destaca que el valor actual del mercado de las Smart Cities es de 526,3 billones de dólares, con crecimientos anuales del 14%. De hecho, se espera que alcance el trillón de dólares en 2016. Sectores como los de la seguridad, el transporte, la educación, la sanidad, la ingeniería automática, la energía, el urbanismo y la edificación y vivienda están liderando el cambio.*

El Libro pone de manifiesto que, en la actualidad, en España hay 145 poblaciones que superan los 50.000 habitantes, lo que supone que el 70% de la población reside en ciudades. Se trata, además, de un número superior al de países con una población mayor, como es el caso de Francia. Madrid, en concreto, es la tercera ciudad más poblada de Europa occidental.

Cinco factores clave

El libro recomienda poner el énfasis en cinco factores claves, necesarios para afrontar la transformación de la ciudad:

    • El Gobierno: Debe ser transparente, fomentar las actuaciones sostenibles mediante medidas fiscales, buscar la eficiencia en los servicios, y potenciar las herramientas que nos proporcionan las tecnologías y las comunicaciones. Un ejemplo: Se debe priorizar la mejora en la gestión de los servicios urbanos públicos que suponen un tercio del presupuesto municipal (200.000 millones de euros a nivel nacional). Con modelos de prestación de servicios conjuntos (público-privados) sobre la misma área geográfica en lugar de la superposición de contratos se pueden lograr ahorros de costes de hasta el 20%, o lo que es lo mismo, unos 4.000 millones de euros para el conjunto de ayuntamientos del país.
    • La movilidad: El transporte es el sector que más energía consume en España (cerca del 40% del total) por lo que resulta fundamental la implementación de formas de desplazamiento más sostenibles dentro de una ciudad, que mejoran el tráfico y permiten, por tanto, mayor calidad de vida para los ciudadanos y generar menos contaminación. Un ejemplo: El transporte público es 6 veces más eficiente que el vehículo privado, que consume además el 15% del total de la energía en España. Por lo que se apuesta por el vehículo eléctrico y las iniciativas de nuevos entornos como, por ejemplo, la creación de “supermanzanas” con acceso restringido al vehículo privado.
    • La sostenibilidad: Todas las iniciativas destinadas a reducir la contaminación (en aire y agua), la gestión de recursos naturales, de los residuos, instrumentos que protejan el medioambiente, la edificación inteligente y la eficiencia energética. Un ejemplo: Contratos de servicios energéticos (ESE) orientados a la renovación y sustitución de las instalaciones energéticas (alumbrado, calefacción, etc.) por otras más eficientes, lo que consigue una disminución de emisiones en CO2 de más del 10%; y un ahorro generalmente superior al 20%. O el incremento de costes en la construcción de edificios sostenibles, que es compensado con ahorros de un 30 % a un 50 % en consumo energético y en agua, y de hasta el 90 % en residuos generados. ¿El resultado neto? Ahorros que se aproximan los 400 euros el metro cuadrado al año.
    • La población: Sin una concienciación cada vez mayor de la población, no es factible. Es necesaria la participación ciudadana y una relación bidireccional con la Administración. Un método idóneo para promover la participación pública en el marco de las Smart Cities, es la creación de sitios web y la utilización de redes sociales.
    • La economía: Las ciudades sostenibles son mejores lugares en los que vivir y resultan menos caras de gestionar. Las ciudades de todo el mundo compiten por atraer las inversiones directas a residentes que contribuyan al crecimiento del PIB y a un sector turístico que potencie el consumo (muy relevante para España si se tiene en cuenta que en 2011 España fue el cuarto país más visitado del mundo con 56,69 millones de turistas).

El documento se puede obtener en la fuente de la noticia o en la web Libro blanco Smart cities Enlace externo.

 Fuente: Madrid Network Enlace externo , 04/02/2013

(*) Compárense con las previsiones del informe Smart Cities de Pike Research Enlace externo sobre el crecimiento de la inversión en las tecnologías que darán vida a las ciudades inteligentes o Smart Cities se revela en más 88 Mil Millones de Euros en el periodo comprendido entre 2012 y 2020.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in Documentos, Estudios sectoriales and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *