Metodología para estudios patológicos

Rodrigo Asensio Pérez, arquitecto, urbanista, maestro en conservación y restauración del patrimonio arquitectónico y urbano, es autor y propietario intelectual de la metodología (sic) explicada en Taller Multidisciplinar  Enlace externo.

Muchas veces cuando un cliente se pone en contacto con nosotros es para que procedamos a hacer una inspección visual de unas patologías por él detectadas en su propiedad.

Y muchas veces llegamos a su edificio (local, vivienda, nave industrial,…) y nos encontramos ante una cantidad considerable de lesiones; y a la hora de hacer nuestro estudio patológico, si no seguimos una metodología y un orden, se nos pasarán muchas cosas por alto, menoscabando por tanto, la calidad de nuestro trabajo.

Lo que voy a intentar exponer a continuación, de la manera más clara posible, es el método que utilizo en estos casos.

Lo primero que hago es atender a la demanda explícita de mi cliente, acudiendo a ver primero las lesiones por él detectadas. Muchas veces serán insignificantes, pero otras veces tendrán su importancia (como expuse en Actuar con urgencia  Enlace externo ).

Aunque parezca que atender primero al cliente se sale de un protocolo de actuación, tiene su explicación e importancia:

• Como cliente se merece la deferencia de atender primero a su demanda concreta

• Para él la lesión que le perturba tiene prioridad absoluta (aunque al final no revista de gravedad)

• Como él nadie conoce su propiedad y cómo ha evolucionado

• En conversación alrededor de dicha lesión podemos obtener mucha información que nos será de utilidad con posterioridad para analizar otras lesiones que pueden ser derivadas u originarias de las que él ha detectado

Una vez que hemos atendido a las demandas explícitas del cliente, merece la pena que empecemos con un protocolo de actuación que nos permita valorar todas las lesiones en su conjunto y evite que se nos pasen detalles por alto.

1.- Realizar un recorrido por inmueble en un orden preestablecido.

Yo suelo empezar por el exterior, luego paso al interior y empiezo por la planta más alta y luego voy bajando hasta la planta baja y si lo hay bajo al sótano.

2.- Documentar cada una de las lesiones que detectemos fotográficamente y además localizarlas en un plano del edificio.

Os aconsejo que seáis de gatillo fácil. Es mejor hacer fotos de sobra que tener que volver otra vez a la obra para tomar aquellas fotos que no hiciste la primera vez.

3.- Hacer al propietario todas las cuestiones que se consideren relevantes

Preguntas como: cuándo aparecieron las lesiones, si las ha visto crecer o menguar, si hubo obras cercanas cuando se manifestaron las lesiones, si ha hecho él alguna reparación de las mismas,… Cuántas más preguntas seáis capaces de hacer más información tendrás.

Con toda esta información recogida nos toca volver al estudio a poner todo sobre la mesa y ordenarlo; yo elaboro unas fichas resumen, como la que se muestra, en las que voy dando respuesta a todas las fases de la metodología.


Desde la fuente de la noticia se puede descargar la plantilla para elaborar una propia ficha.

Arriba del todo indico el número de ficha, el tipo de patología (estructural, estética o funcional) y la descripción de la patología (grieta, fisura, macrofisura, humedad de infiltración, disgregación,…)

En la columna de la derecha dispongo las fotos más representativas de la lesión y las localizo en un plano de planta haciendo pequeñas observaciones a pie de foto.

En la columna de la izquierda voy respondiendo telegráficamente a todas las fases de la metodología:

1.- Localización – Detección

Aquí describo dónde se ha manifestado la patología y defino si la detección ha sido inmediata u oculta.

2.- Sintomatología

Aquí describo todos los síntomas de la lesión. Por lo general son característicos y sencillos, aunque a veces se mezclan con síntomas de otras patologías.

3.- Etiología

Aquí es donde planteo cuál ha sido la causa que ha originado la aparición de la patología que estoy tratando. Muchas veces la causa puede ser a su vez otra patología.

4.- Diagnóstico

Aquí es donde se determina la enfermedad o lesión y ésta a su vez se clasifica. Definición y clasificación.

5.- Pronóstico

Aquí se expone un juicio sobre la evolución del problema

6.- Estudio técnico – Económico

Aquí se plantean diferentes soluciones, buscando la solución técnica y económica más viable para el problema.

7.- Reparación

Fase final del proceso.

Dependiendo del alcance de la reparación distinguiremos entre:

• Reparación sintomática (se reparan los síntomas)
• Reparación etiológica (se repara el origen del problema)
• Reparación quirúrgica (se repara el propio elemento afectado)

Si habéis seguido hasta aquí la exposición os habréis dado cuenta que el protocolo llevado a cabo es el mismo que utiliza tu médico cuando te acercas a su consulta buscando solución a tus dolencias.

Primero te explora y te hace diferentes pruebas (externas primero y luego internas) para tener más información.

Luego y una vez que se ha hecho la composición de lugar elabora un informe en el que describe donde se localiza la enfermedad, qué síntomas tiene el paciente, cuál es el origen (a su juicio) de la enfermedad, cuál es el diagnóstico de la enfermedad, el pronóstico del paciente (esperemos que no sea reservado) y por último la medicación (que a veces sólo trata los síntomas y otras veces va al origen del mal).»

En línea de la definición de las actuaciones profesionales en el sector de la construcción, El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Bizkaia editó la Guía básica para el ejercicio profesional de la Arquitectura Técnica. Manual de buenas prácticas profesionales  Enlace externo  con el objetivo de que sirva como herramienta de ayuda a los profesionales de la Arquitectura Técnica.

Fuente: Taller Multidisciplinar Enlace externo,  5/02/2013

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in Control calidad obra and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *