¿A qué obliga la Directiva de Eficiencia Energética?

El pasado 14 de noviembre de 2012 el Diario Oficial de la Unión Europea publicaba la nueva Directiva 2012/27/UE relativa a  la eficiencia energética  Enlace externo , que modificaba o derogaba otras directivas anteriores y que sentaba las bases para los próximos años.

La escasez de recursos energéticos propios y, por tanto, la enorme dependencia de las importaciones de energía, sumado a la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero Enlace externo  y de cumplir los objetivos previstos para el año 2020 (aumentar en un 20% la eficiencia energética en el año 2020 respecto al año 2007), motivaron su elaboración.

A principios de 2011 la Comisión Europea concluyó que los objetivos planteados para el año 2020 no se alcanzarían con el marco normativo existente, por lo que era necesario aprobar un nuevo texto regulatorio. Además, en junio de ese mismo año, se afirmaba que el parque inmobiliario existente constituía el sector con mayor potencial de ahorro de energía y que los Estados miembros debían establecer estrategias a largo plazo, más allá de 2020, para movilizar inversiones que permitiesen mejorar el rendimiento energético de dicho parque a partir de la renovación de sus edificios residenciales y comerciales. La Directiva 27/2012 establece, por ello, que los Estados miembros presenten antes del 30 de abril de 2014 sus estrategias que, además, deberán actualizarse posteriormente cada 3 años.

El papel del sector público

La Unión Europea entiende que el sector público debe tomar un papel ejemplarizante y reducir su volumen de gasto, que supone el 19% del producto interior bruto de la Unión Europea, por lo que la nueva directiva fija (Art. 4) la obligación de renovar anualmente, a partir de 2014, el 3% de la superficie total de los edificios con calefacción y/o refrigeración que sean propiedad y ocupe la Administración del Estado y con una superficie útil superior a los 500 m2 (a partir de 9 de julio de 2015 bajará a 250 m2) exceptuando algunas tipologías (uso como lugares de culto, uso para fines de defensa nacional, edificios protegidos).

Tras la renovación los edificios deberán cumplir con los requisitos mínimos de rendimiento energético que se hayan establecido, conforme a la Directiva 31/2010 Enlace externo  (artículo 4) relativa a la eficiencia energética de los edificios. En este proceso de renovación se dará prioridad, siempre que sea rentable, a los edificios con peor rendimiento energético.  Para llevar a cabo este objetivo de renovación anual que entrará en funcionamiento en 2014, antes de que finalice el año 2013, los Estados están obligados a realizar y hacer público un inventario de todos los edificios sujetos a la renovación, que contenga información sobre su superficie y sobre el rendimiento energético de cada uno de ellos.

No obstante la directiva permite la adopción de ‘enfoques alternativos’ que consigan el mismo ahorro energético en 2020, basados en otras medidas rentables, como el cambio de uso y comportamiento de los ocupantes, por lo que, deja una puerta abierta para que no se cumpla el requisito de renovación del 3% de los edificios de propiedad estatal. Dicho enfoque alternativo, de adoptarse, deberá notificarse antes de finalizar 2013, explicando convenientemente las medidas alternativas que se tiene previsto adoptar y de qué forma se alcanzarán los objetivos de ahorro exigidos.

Eficiencia energética, empleo y crecimiento económico

El contexto de la directiva también tiene en cuenta que la inversión en eficiencia energética es capaz de generar empleo  Enlace externo, de fomentar la innovación y el crecimiento económico y además, a escala de hogar, de reducir la pobreza energética, instando a los Estados a utilizar plenamente las vías de financiación  Enlace externo que proporcionan los Fondos de Cohesión y los Fondos Estructurales. Respecto a la cuestión de la pobreza energética, la directiva fija el marco para que los Estados puedan incluir en sus sistemas de obligaciones de eficiencia energética requisitos específicos de corte social que obliguen, por ejemplo, a destinar cierto porcentaje de medidas específicamente a los hogares en esta situación.

Por tanto el Estado español se encuentra a corto plazo con la necesidad de:

  •  inventariar los edificios de su propiedad sujetos a renovación (a una tasa anual del 3% a partir de 2014) y, en su caso, presentar motivación del uso de un enfoque alternativo para el cumplimiento de objetivos;
  • diseñar su estrategia de renovación del parque residencial y comercial a largo plazo.
  • Establecer sistemas de obligaciones de eficiencia energética, con requisitos que puedan contemplar fines sociales como la reducción de la pobreza energética Enlace externo .

Además, en relación a la renovación del sector de los edificios, se espera la próxima aprobación de un nuevo Plan Estatal de Fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas (2013-2016)  Enlace externo, del Real Decreto sobre Certificación Energética Enlace externo así como del Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda Enlace externo , entre otros instrumentos todavía que continúan pendientes de actualización (Código Técnico de la Edificación) por lo que de aquí a un año, el marco normativo que se genere puede ser clave para la eficiencia energética

En Eraikal se anunció la publicación de la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética Enlace externo. En ese post se explica brevemente la misma.

En esta reflexión se habla de tres temas: financiación de las acciones que promueve la Directiva, generación de empleo y pobreza energética. Estos temas han sido ampliamente tratado en Eraikal. Por ejemplo, en la noticia Documento, en inglés: “Reformas fiscales para la promoción de la eficiencia energética” en USA Enlace externo  se recogen diversas noticias sobre generación de empleo y financiación. En la noticia Documento, en inglés, Reino Unido: Mejorar el enfoque  “Hills” para la medición de la pobreza energética Enlace externo se recogen varias noticias sobre pobreza energética.

Fuente: Fundación La Casa que Ahorra  Enlace externo, 13/02/2013

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in Legislación, Reflexiones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *