Ayudas para la rehabilitación de viviendas en España: Borradores de planes y solicitudes de diversos agentes

Tras explotar la burbuja inmobiliaria, y con la subsiguiente crisis en el sector de la construcción, tres son los pilares que pueden servir de balsa para los profesionales del mundo de la construcción: Las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE), los Certificados de Eficiencia Energética de Edificios Existentes (CEEEX) y las Rehabilitaciones.

Los dos primeros se trataron en la reflexión Realización conjunta de ITEs con los certificados de eficiencia energética Enlace externo. Sobre la aprobación del Real Decreto de CEEEX que exige la expedición del certificado de eficiencia energética para todos inmuebles, incluidos aquellos anteriores a 2007 que se vayan a vender o alquilar, están corriendo ríos de tinta, sobre los profesionales competentes, sobre el precio del certificado, etc. Por resumir toda esta problemática, en el Videocast de TicAT sobre Certificación energética de edificios (parte 1) Enlace externo  se recoge la opinión de algunos arquitectos técnicos sobre Certificación Energética de Edificios Existentes.

En este post se va a recoger, someramente, algunos artículos publicados sobre financiación de la rehabilitación: información del borrador del plan de ayudas a la rehabilitación y artículos publicados por diversos agentes del sector durante el 2013 (administradores de fincas, arquitectos, constructores, etc.) demandando a la administración la activación del sector de rehabilitación.

Borrador del Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Vivienda, la Rehabilitación y la Regeneración Urbana 2013-2016

El borrador del Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Vivienda, la Rehabilitación y la Regeneración Urbana 2013-2016 plantea sistema de ayudas para las comunidades de vecinos que realicen obras de rehabilitación o mejora de la accesibilidad y la eficiencia energética de sus edificios de viviendas, que ascenderán a un máximo de 6.000 euros por piso. Según el borrador del plan, podrán optar a las ayudas comunidades de vecinos de inmuebles residenciales que presenten una antigüedad mínima de treinta años, que presenten “graves daños estructurales” o que se vayan a destinan “íntegramente al alquiler durante al menos diez años tras recibir la ayuda”. En cuanto al sistema de ayudas, la cuantía máxima subvencionable del presupuesto total no podrá exceder de 10.000 euros por vivienda ni superar el 30% del coste total de las obras.  Así, en el caso de obras de conservación, el importe máximo de la ayuda será de 6.000 euros por vivienda. Para actuaciones de eficiencia energética el tope será de 5.000 euros por vivienda si la obra recorta la mitad la demanda de energía del edificio y de 2.000 euros si la reducen entre el 30% y un 50%. Asimismo, para obras de accesibilidad se fija un máximo de 3.000 euros por piso. La norma que ultima el Departamento de Ana Pastor establece además que las comunidades de vecinos tendrán un máximo de catorce meses para ejecutar los proyectos una vez reciban la ayuda, plazo que se podrá ampliar hasta 18 meses en caso de actuaciones de edificios de cincuenta o más viviendas.

Fuente: Observatorio Inmobiliario Enlace externo, 24/02/2013

Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM)

Tenemos que aprender de los errores del pasado y aunque es cierto que no hay mucho más que construir, sí hay mucho que arreglar”, asegura José Antonio Granero, decano del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM). Para avalar esta tesis solo un dato: el 90% de los más de 25 millones de viviendas que existen en España es anterior al Código Técnico de Edificación (CTE), que establece los criterios básicos de seguridad y habitabilidad. Además, 13 millones de casas superan los 30 años de antigüedad y casi la mitad tiene más de 50 años, por lo que muchas de sus condiciones térmicas, por ejemplo, no son ya las adecuadas.

Por tanto, con un marco regulatorio más adecuado y financiación suficiente hay mucho campo sobre el que actuar, según defienden los arquitectos. Valga como ejemplo que si se lograsen reformar unas 300.000 casas anuales, los arquitectos calculan que la actividad y el empleo que generaría, acabaría con la crisis del sector en breve plazo.

En opinión de estos profesionales, ahora que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado la aprobación inminente de una nueva ley de rehabilitación, “se debe aprovechar para ser ambiciosos y actuar sobre todo el marco regulatorio”, advierte Granero.

Cuando hablemos de rehabilitación, ésta debe ser integral o arquitectónica, porque de lo contrario, no será”, añade el decano de Madrid.

¿Qué medidas deberían implantarse? Desde el Colegio aseguran que primero se debe cambiar el actual marco regulatorio. “Para gestionar bien cualquier rehabilitación en un edificio se debe tener en cuenta qué hacer con quienes residen en él. Otra de las cuestiones clave es facilitar el acceso a la financiación. Establecer normas claras, transparentes porque existen empresas dispuestas a invertir en estos procesos, ya que son capaces de generar altas rentabilidades, pero la legislación debe ser muy sencilla y determinar, entre otras cosas, cómo se debe repercutir el IVA”, explican desde el COAM. Por este motivo, las mismas fuentes subrayan que la nueva ley debería ir acompañada de medidas de tipo económico y fiscal, capaces de promover de una vez por todas la colaboración público-privada. “Y no pensemos solo en grandes operaciones, sino en actuaciones pequeñas sobre viviendas, por supuesto, pero también sobre hoteles, oficinas, locales, y cualquier clase de espacio que una vez reformado puede ser recuperado para nuevos usos. No podemos permitirnos seguir con espacios en los centros de las ciudades vacíos, sobre los que sería mucho más barato y rentable actuar que construir otros nuevos”, explica José Antonio Granero.

Fuente: Cinco Días Enlace externo , 27/02/2013

Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid

Los administradores de fincas demandan la creación de un “fondo de liquidez para la rehabilitación”.

El Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid denuncia que en ocho de cada 10 edificios residenciales no se llevan a cabo obras por las condiciones poco preferentes de las líneas de ayuda. “Un problema que esperamos que se reduzca con el plan de ayudas económicas anunciado por el Gobierno para incentivar la rehabilitación, aunque soy poco optimista”, reconoce el  presidente del Colegio, Miguel Ángel Muñoz.

Las comunidades de propietarios tienen que realizar obras para cumplir con su obligación de mantenimiento y adaptación a las nuevas normativas. Un gasto que hasta el momento está siendo financiado por medio de recibos extraordinarios y/o subvenciones a fondo perdido que proporcionan los organismos públicos. Sin embargo, las cuantías subvencionables no son suficientes y en estos momentos de coyuntura económica “es necesario que las diferentes administraciones aprueben y pongan al alcance del ciudadano nuevos instrumentos de financiación que garanticen la seguridad, habitabilidad y salubridad de los edificios”, solicita Muñoz. Y es que, “aunque existen líneas de ayuda estatales, autonómicas y locales, éstas no son efectivas por estar gestionadas por entidades financieras con unas condiciones poco preferentes”, señala.

Por ello el Colegio de Administradores de Fincas madrileño demanda que las cantidades que los organismos públicos dotan, año tras año, en concepto de subvención para la rehabilitación de edificios, se convierta en un fondo de liquidez destinado a las comunidades de propietarios  a un tipo de interés bajo (1-2%, similar al que se presta a las entidades de crédito) y un plazo de amortización de hasta 10 años. “Esta propuesta debe entenderse como un instrumento que sea rápido en su gestión y esté avalado por un administrador de fincas profesional que, en calidad de secretario de la comunidad, proceda de acuerdo a la Ley de Propiedad Horizontal a transcribir en el acta las condiciones y obligaciones de solicitud y devolución de la cantidad prestada”, explica Muñoz.

De esta forma lo que en la actualidad se gasta en subvenciones se prestaría, no sería un gasto, ayudando con ello a reducir el déficit”, dice el presidente del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid. Así, “el conjunto de las comunidades de propietarios,  y no solo una parte,  podrían optar a la financiación, ya que el dinero no se agota sino que se recupera el principal del préstamo más los intereses y las dotaciones de los años siguientes”, aclara.

Además, la concesión de subvenciones a fondo perdido está restringida a las comunidades de propietarios que cumplen mejor los requisitos establecidos por cada administración, “dejando fuera a un gran número de inmuebles que no pueden justificar la necesidad de realizar las obras para recibir la ayuda”. El objetivo de esta propuesta es que el dinero público sea utilizado por toda la sociedad, justifica el presidente del Colegio Profesional.

Con esta medida el Colegio está convencido de que se dinamizarían las actuaciones de rehabilitación, las empresas se consolidarían al recibir el importe de su trabajo de forma inmediata; se crearía empleo y el ciudadano sería perceptor de primera mano de un servicio público. Además, las distintas administraciones generarían ingresos: municipales por las licencias y estatales por el IVA. “El dinero público dotado en los préstamos circularía por la sociedad, por las empresas contratadas, los trabajadores y  el consumo; los edificios se renovarían eficientemente; y el capital público se recuperaría íntegramente más los intereses, generando un fondo que haría posible dotar de liquidez a las comunidades”, resume Muñoz.

Finalmente, la institución colegial madrileña exige una modificación de la Ley de Propiedad Horizontal para dotar de plena personalidad jurídica a la comunidad de propietarios para todas las operaciones que tengan que ver con su funcionamiento. Según el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, el Real Decreto-Ley de Medidas de Apoyo a los Deudores Hipotecarios, aprobado en 2011, y que faculta al presidente a formalizar préstamos para acometer obras de rehabilitación “se ha quedado corto”, y debería ampliarse, previo acuerdo de la junta de propietarios, a la figura del administrador de la comunidad. La institución colegial también se queja, a través de su presidente, de que las entidades bancarias vulneran este Real Decreto-Ley y no abren sus líneas de crédito para la rehabilitación de edificios.

Fuente: Observatorio Inmobiliario Enlace externo, 27/02/2013

Otros agentes que han solicitado impulso al sector de la rehabilitación, recogidos previamente en Eraikal:

• CEOE pide un plan de ayudas que impulse la rehabilitación de casas Enlace externo;

• El Gremio de Constructores y la Cámara de Contratistas de Cataluña proponen al Gobierno un plan de choque para generar empleo mejorando la eficiencia energética de los edificios  Enlace externo.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in estudios sectoriales and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *