Desarrollan tejidos descontaminantes, calefactables y capaces de controlar la luz solar

Los avances en materiales inteligentes van en la línea de otorgar todo el poder al usuario para que éste se sienta lo más confortable posible en su hogar. Los investigadores trabajan ya en el desarrollo de colchas calefactables bizonales programables según la temperatura deseada por el usuario, tejidos descontaminantes para ambientes de interior y materiales que permitan una mayor o menor incidencia de los rayos de sol en el interior del hogar según las necesidades.

La aplicación de nuevos materiales y sistemas inteligentes para incrementar el confort de forma eficiente es la propuesta de la Unidad de Cooperación Estratégica del Hábitat de la Comunidad Valenciana (Unit Hábitat), compuesta por Aidico, Aidima, Aido, Aitex y el ITC.

Los cinco centros tecnológicos están desarrollando nuevos y mejorados diseños mediante la interacción de materiales inteligentes. Estas tareas de investigación se enmarcan dentro del proyecto “Hábitat Sostenible: Desarrollo e integración de soluciones para la mejora del confort ambiental”, financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y la Unión Europea mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La iniciativa busca crear materiales inteligentes (con respuesta activa o pasiva frente al entorno) que permitan un funcionamiento mejorado de los sistemas de confort térmico y lumínico, y de la calidad del aire, para conocer con exactitud cómo influyen los factores ambientales en el grado de confort y en un entorno saludable.

Inteligencia Ambiental
A partir de este conocimiento, los investigadores ubicarán dispositivos de control conectados a sensores, e integrados en distintos elementos y lugares, que desvelarán los parámetros ambientales para establecer los criterios de confort más adecuados a las necesidades humanas para ese entorno.

Paralelamente, se establecerá una interconexión entre los diferentes sensores para dotar al hábitat de “inteligencia ambiental”, que supone un salto dimensional en la domótica, al proporcionar actuaciones concretas y programadas por el usuario. De esta forma, el propio sistema genera, modifica, o anula las órdenes derivadas de comportamientos o ambientes cambiantes.

El sistema de inteligencia ambiental alimentará el proceso generando algoritmos matemáticos orientados a la optimización de los recursos de confort aplicados, y facilitará de este modo un control de la energía consumida para alcanzar las cotas más altas posibles de eficiencia energética en relación al confort.

Una aplicación piloto, basada en un robot que hará las veces de usuario y entorno cambiante, mostrará la efectividad de los procesos, supervisando las reacciones del sistema y su aprendizaje.

Fuente: Infoconstrucción, 19/12/2013

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in Nuevos productos, Proyectos I+D and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *