AIDICO desarrolla un hormigón capaz de proporcionar su estado tensional mediante una auscultación no destructiva

Los materiales con propiedades sensoras suponen un reto que ya está siendo abordado, reflejo de las nuevas convocatorias del programa de financiación europeo Horizonte 2020. Los llamados self-sensing materials o smart materials con múltiples aplicaciones apuntan a ser uno de los paradigmas a conseguir en el futuro inmediato por el mercado tecnológico.

En el mercado de las infraestructuras, las iniciativas, redes y plataformas tecnológicas a nivel europeo promueven el desarrollo y evaluación de este tipo de materiales para obtener sistemas de inspección eficaces y predictivos de implantación en los nuevos edificios e infraestructuras inteligentes.

AIDICO trabaja en el desarrollo y evaluación de un hormigón capaz de medir, de forma indirecta, la tensión a la que está sometida una parte localizada de la estructura. Este planteamiento suele abordarse a través de la medida de la deformación micrométrica que éste sufre en su superficie, debido a las cargas estáticas o dinámicas que soporta. En otras ocasiones, la práctica común es embeber las galgas extensiométricas en el proceso de ejecución y sacar un cable para que pueda ser medida a distancia. La medida de la tensión de compresión tiene un problema asociado y es que hay que conocer muy bien la sección donde actúa la fuerza o presión ejercida y tener un valor de bien conocido del módulo de elasticidad de hormigón que relaciona la tensión y su deformación derivada.

En este proyecto, AIDICO, junto con el CSIC, desarrolla unos “composites sensorizados” que se dejan embebidos en el hormigón durante la ejecución de la obra. Estos composites, fabricados a partir de un microhormigón, presentan grandes cambios ante un campo electromagnético de excitación y ante cambios en su deformación provocada por tensiones.

Por tanto, es posible estimar las tensiones sobre la superficie expuesta de estos composites en el hormigón a partir de la medida sin contacto de un campo electromagnético. A partir de este planteamiento, con una antena de georradar que penetre en el hormigón varios centímetros o incluso metros, se podrá obtener una respuesta relacionada con el estado tensional del composite ubicado en el interior del mismo. De esta manera, será posible la estimación de la tensión de compresión, incluso en el rango dinámico de frecuencia de repetición del pulso de la antena.

Este proyecto, supone la investigación multidisciplinar entre varios grupos de ambas entidades:

  • Nanotecnología y nanomateriales: producción y caracterización.
  • Inspección no destructiva.
  • Caracterización electromagnética de los materiales
  • Ingeniería del hormigón.

El presente proyecto está subvencionado por el Ministerio de Economía y Competitividad a través del proyecto BIA2011-29575-C03 y cofinanciado por el IVACE a través del proyecto de Desarrollo Estratégico IMDEEA/2013/53.

Fuente: Plataforma PTEC, 06/03/2014

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in Nuevos productos, Proyectos I+D and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *