Casas Gumus Su, construidas sobre tierras de patrimonio en Turquía

¿Hasta qué punto es permisible que el ser humano pueda construir en un lugar considerado patrimonio? Tal vez es posible, con arquitectura sustentable y respetando cada centímetro del entorno.

Este proyecto, ubicado sobre las colinas de Gümüslük, Bodrum, un puerto tranquilo con más de 4000 años de patrimonio histórico y cultural en Turquía, es diseño del despacho Cirakoglu Architects logra convivir con el entorno de una manera casi natural.

El proyecto surge de la necesidad de crear una unidad tranquila en conjunto con la naturaleza. La composición que salió del proceso es una interpretación actualizada que combina elementos de la arquitectura local, con un nuevo lenguaje de diseño.

Es decir, aprovechar al máximo los elementos naturales sin sacrificar lo bello.

Iniciaron por modular el espacio definiendo una unidad de vivienda dentro de un cuadrado, repetirlo cinco veces en el sitio y luego dejar el resto del sitio para la naturaleza.

Las habitaciones que conforman dicha unidad se separan como bloques individuales para crear espacios semi-abiertos en el entorno.

Que las áreas estén conectadas con el exterior no quiere decir que sea un diseño enredado, pues las unidades de los dormitorios y baños que componen cada casa se presentan como bloques independientes entre sí.

Los patios abiertos de las casas, la piscina y el solárium fueron concebidos como partes integradas de la construcción. Cuando todas las partes se juntan, forman un cuadrilátero distinto, sombreadas por un dosel (o “techo”) de caña de bambú.

Hacer uso de métodos tradicionales para proporcionar la eficiencia energética. Los muros gruesos de piedra y paredes dobles proporcionan un aislamiento térmico suficiente. El refugio de bambú crea un elemento de sombreado secundario con el fin de ayudar a mantener los interiores frescos. Las áreas de circulación semi abiertas permiten la brisa en los espacios habitables.

Se respeta absolutamente todo el contexto. No se atentó de ninguna forma contra la naturaleza. La ubicación de los árboles existentes fue una de las consideraciones principales para la disposición del sitio. La vista excepcional del mar y el paisaje también guió las decisiones de diseño. Casi todos los materiales utilizados son locales y naturales, como la piedra en los muros o el bambú en los techos.

Fuente: VeoVerde, 08/04/2014

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in proyectos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *