The Dragonfly, una granja vertical en la jungla de concreto

Durante muchos años hemos extendido nuestras áreas de producción de alimentos de forma horizontal, ocupando cada vez más espacio que está disponible en menor cantidad. Es tiempo de crecer de manera vertical y aprovechar el espacio existente entre la tierra y el cielo generando el menor daño posible.

En la Ciudad de Nueva York, entre los distritos de Manhattan y Queens se encuentra la Isla Roosevelt. En este pequeño pedazo de tierra, la firma de arquitectos Vincent Callebaut ha visualizado la granja urbana más grande y moderna que haya ideado.

No sólo se trata de construir un edificio hermoso sino de hacerlo 100% sustentable. Este edificio sería una respuesta al problema de la escasez de alimentos en la zona que tendría 132 pisos con 28 campos de producción agrícola que abastecerían de frutas, verduras, granos, carne y lácteos, además de trabajar con energía eólica y solar.

The Dragonfly, como ha sido llamado este edificio concepto está inspirado en las alas de una libélula que, intencionalmente o no, le vienen perfecto a la estrecha isla.

Al ser sólo una propuesta hasta el momento, se vale soñar con todo lo que podría hacer, por decir, su estructura contemplaría espacio para oficinas, laboratorios de investigación, vivienda y zonas comunes que se intercalarían con los huertos, salas de producción y granjas.

La sustentabilidad del edificio provendría del espacio que hay entre las alas, éstas fueron diseñadas para captar energía solar y acumular aire caliente en la exoestructura durante el invierno. El agua de lluvia se recolectaría en los jardines verticales del exterior y se mezclaría con agua de residuos domésticos antes de ser tratada para su reutilización y uso en la granja.

Al producir alimentos para los mismos ciudadanos, The Dragonfly construiría un ciclo sustentable en el que más alimentos orgánicos podrían llegar a los consumidores ahorrando los costos de transportación, uno de los principales problemas de la gran demanda de éstos.

El concepto que The Dragonfly supone es ambicioso pero es posible que en unos años sea viable. También es un modelo que varias ciudades podrían adoptar sin ser tan ostentoso y que funcionaría de maravilla ya que hoy en día los cultivos hidropónicos, entre otras opciones, pueden sustituir el uso y desgaste del suelo.

Fuentes: Inhabitat y VeoVerde, 09/04/2014

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in proyectos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *