El Gobierno Vasco regula el control de calidad en las obras de edificación y urbanización

A propuesta del consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, el Consejo de gobierno aprobó el DECRETO 209/2014, de 28 de octubre, por el que se regula el control de calidad en la construcción  , tanto de régimen público como privado.

Aunque el Gobierno vasco regula el control de calidad en la edificación desde 1990, la aprobación de posteriores normas de carácter estatal -la última, el real decreto 410/2010, de 31 de marzo- ha llevado al Departamento de Empleo y Políticas Sociales a elaborar un nuevo texto normativo regulador del control de calidad en consonancia con la normativa básica.

La aprobación de este nuevo decreto -las obras de ingeniería civil quedan fuera del ámbito de aplicación de la norma- no va a alterar las rutinas de trabajo que se realizan actualmente en el sector, pero sí abre la vía a posteriores desarrollos del mismo relacionados con el control de proyecto, los nuevos controles de obra y edificio terminado, o establecimiento de marcas y perfiles de calidad.

El texto regula asimismo los requisitos exigibles a los laboratorios de ensayos y las entidades de control de calidad de la edificación que desarrollen su actividad en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

El proceso de control de calidad en la construcción se inicia en el proyecto, cuya memoria y pliego de condiciones técnicas particulares deben reflejar las características, requisitos, estándares y parámetros de calidad de los materiales, unidades de obra, equipos y sistemas que se incorporen con carácter permanente a los edificios. También contiene un anexo denominado Plan de control de calidad, cuya valoración se deberá incluir en el presupuesto del proyecto.

Previo al inicio de las obras, el promotor o promotora deben aportar a la dirección facultativa un ejemplar completo del Proyecto de ejecución, con el fin de coordinar de manera eficaz el control de calidad de las obras. Realizado este paso se podrán contratar los servicios de uno o varios laboratorios de control de calidad para realizar los ensayos, pruebas o análisis referidos en el plan.

La dirección de la obra confeccionará durante el transcurso de la misma el libro de control de calidad, que formará parte de la documentación obligatoria del seguimiento de la obra. Este libro contendrá, entre otros, un registro de los que han intervenido, la relación de los controles realizados, los resultados de los ensayos, pruebas y análisis, y la documentación relativa a certificados de garantía, distintivos, marcas o sellos de calidad, homologaciones, y similares.

El certificado final es el documento oficial que garantiza que la obra cumple con las especificaciones de calidad del Proyecto. Sobre la facultad inspectora del Gobierno vasco, el decreto indica que éste podrá inspeccionar cualquier obra en ejecución para comprobar el cumplimiento de la normativa, previa comunicación al promotor.

Para más información sobre el DECRETO, se puede consultar el siguiente enlace de Irekia  .

 

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in LCCE, Legislación and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *