Digitalización y tecnología para ser eficientes

Gracias a los últimos avances tecnológicos, la forma de gestionar el tiempo y los recursos están evolucionando en la construcción de nuevas viviendas

La construcción de viviendas, una industria que se renueva

Vivimos inmersos en la era digital. Es un hecho. Los ciudadanos conviven día a día con las nuevas tecnologías y la sociedad cada vez más se va aclimatando a los cambios producidos por la transformación digital. Todos los sectores, poco a poco, van introduciendo cambios para adaptarse a la nueva realidad. ¿Está el sector inmobiliario preparado para dar ese salto?

En el Congreso Nacional de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), celebrado en Madrid el pasado miércoles y jueves, diferentes expertos intentaron dar respuesta a esta compleja pregunta. Y sus opiniones fueron muy variadas. De un lado, se situaron quienes piensan que el sector está adaptándose paulatinamente, asumiendo que es un hecho de vital importancia para este negocio.

Entre los defensores de este cambio se posicionó Jaime Herrero-Velarde, responsable de la Estrategia de Márketing del software de Autodesk. Herrero-Velarde cree que el sector inmobiliario “está totalmente preparado para abordar los cambios”. “Vivimos una evolución sin precedentes y, como todas las transformaciones, tenemos que estar preparados porque surgirán nuevas amenazas y oportunidades”, detalló este experto.

Herrero-Velarde piensa que los nuevos movimientos afectarán a la construcción principalmente en tres áreas. La primera será en la manera de producir, “se industrializará el sector”. El segundo segmento que sufrirá cambios será el de la demanda, ya que, en su opinión, los clientes exigirán más a los constructores. Y por último, la transformación también influirá en el producto final terminado.

Diferente opinión manifestó Rodrigo del Prado, cofundador y director general adjunto de BQ. El directivo defendió que el sector tecnológico tiene que estar presente en todos los campos, aunque se mostró un poco reticente a que la construcción se adapte en un periodo breve de tiempo. Del Prado lo comparó con la industria del automóvil. En este sentido, explicó que mientras la fabricación de coches ha ido evolucionando con el paso de los años, las edificaciones “continúan realizándose igual que siempre”. “Se sigue colocando un ladrillo encima de otro ladrillo”, enfatizó.

La comparación de la industria de la vivienda con la del automóvil salió a colación en otra de las conferencias: la que abordó los sistemas de construcción sin pérdidas (Lean Construction). En ella, el director de Drysdale Lean Construction Consultancy Ltd, Derek Drysdale, explicó las similitudes y diferencias entre ellas.

Entre los parecidos, resaltó la industrialización de la construcción para poder edificar sin variaciones en los costes. “Hay que pensar como en una factoría si queremos llegar a ese resultado”, detalló. Asimismo, Drysdale explicó que la principal desigualdad reside en que el sector inmobiliario “no está especializado como sí ocurre en el automovilístico”.

Esta forma de construcción, en la que se tienen muy en cuenta los recursos, va muy ligada a diferentes herramientas que han visto la luz gracias a la transformación digital. Una de ellas es BIM (Building Information Modeling). Este novedoso sistema permite generar y gestionar los datos de un edificio concreto durante todo su ciclo de vida. A través de un software se modelan edificios en 3D a tiempo real para reducir el tiempo y el coste en el diseño y en la construcción.

Una de las primeras empresas que empezó a aplicar este sistema fue Autodesk. Herrero-Velarde no dudó en detallar que con su utilización “se mejora el acceso a la financiación y es más sencillo ver la rentabilidad de una promoción”. “Las administraciones públicas cada día están más interesadas en su utilización, tanto para construir como para explotar”, añadió.

La obtención de una mayor cantidad de datos y la capacidad de procesarlos es otro de los avances que han surgido en la era digital. En los últimos años, en el sector inmobiliario se está debatiendo si es necesario adoptar la tecnología Big Data, es decir, contar con sistemas que permitan manejar gran cantidad de datos imposibles de procesar con los medios habituales.

Carlos Álvarez Ramallo, Agency Relationship Manager de Google y moderador del debate, señaló que para conseguir todos esos datos es fundamental “tener transparencia y conocer a los clientes a la vez que se generan datos sobre ellos”. Aunque también reconoció que existe mucha información sin analizar y que “no es necesario obtener más”.

Este pensamiento lo compartió con el responsable de BQ: “Tener mucha información no sirve de nada si no se cuenta con un sistema que permita ver las cosas con claridad para poder analizarlas y tomar decisiones”. “Algunos datos es incluso peor tenerlos que no tenerlos”, apostilló Del Prado.

Pese a las dificultades que se puedan plantear sobre el Big Data, esta tecnología está llamada a ser crucial en el mercado inmobiliario. Para José Luis Zimmermann, director general de Agimat, en un futuro cercano “no se van a poder tomar decisiones sin esos datos”. “Quien tenga esa información va a tener una gran ventaja competitiva”, concluyó Zimmermann.

Fuente: El Mundo, 07/10/2016

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
Compartir/Konpartitu:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • RSS
This entry was posted in estudios sectoriales, Mercado, Nuevos productos, Nuevos servicios and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *